Tu seguridad y la de tu familia es lo más importante, por ello, es de suma importancia que aprendas a identificar una fuga de gas de diferentes formas. A continuación, te compartimos algunos métodos que son fáciles.

Consumo anormalmente rápido

Si has comenzado a notar que el gas se acaba mucho más fácil de lo que solía hacerlo, los más probable es que tengas una fuga.

Alarma

Actualmente ya existen en el mercado alarmas que detectan fugas de gas. Estos equipos se deben instalar en un lugar estratégico que permita ser escuchada desde cualquier lugar de tu casa e, idealmente, en lugares donde se use gas con más frecuencia, como la cocina.

Olor

Este es, sin duda, el método más común. Si detectas el típico olor a gas o uno similar al de huevo podrido, definitivamente tienes una fuga.

Hollín

Un método poco conocido pero muy útil es verificar si la conexión de gas tiene hollín pues puede ser indicativo de una fuga.

Malestar corporal

Si por alguna razón no detectas el olor a gas pero te comienza sentir mal, debes poner atención a síntomas en tu cuerpo por la inhalación del gas como náuseas, mareo, fatiga y dolor de cabeza.

Si ya detectaste una fuga de gas lo mejor es que abras las ventanas y puertas para que se disperse, no enciendas nada que pueda provocar una chispa y salgas de tu casa hasta que llegue un equipo profesional que pueda solucionar la fuga.

En Servicios de Plomería y Fontanería Gaspar atendemos este problema a la brevedad y con resultados efectivos, puedes contactarnos por cualquier medio disponible en este sitio web.